Escritosdemiuniverso

Este blog es como ese universo que construyo día a día, con mis escritos y con los escritos de los demás para que nos enriquezcamos unos a otros. Siéntanse libres de publicar y comentar. Les ruego, sin embargo que lo hagan con el respeto y la cultura que distingue a un buen lector y escritor natural.



“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído…”
Jorge Luis Borges



martes, 25 de octubre de 2016

DISFRACES


         Lo había comprado en el Paseo Alcorta. Cuando se lo mostró a Gaby, adujo un impulso irrefrenable. Se habían reído a carcajadas intercambiando imágenes y escenas probables cuando lo usara. Prometió que iba a contarle todos los pormenores, y que además se lo prestaría para su próximo encuentro íntimo. Volvió a Chivilcoy con su bolsita roja enmoñada. Hola, llegué esta tarde; todo bien, ¿Querés cenar mañana? Ocho y media. Bueno, el postre, esta vez, lo pongo yo.
         El día siguiente se hace larguísimo. Una semana en Buenos Aires le bastó para darse cuenta de que, muy a pesar suyo, lo extraña. Se conocen desde hace poco. Le gusta por sus pocas palabras, su sensibilidad.
         Carlos llega puntual, como de costumbre, el mejor vino en una mano y un ramo de fresias en la otra. Ella le dice dame esas cosas que las pongo en la mesa, quiero un abrazo, ¡te extrañé! Yo también, contesta él y la encierra contra su cuerpo alargando el beso. La cena transcurre entre sonrisas cómplices, dedos que se acarician, mucha comida sin tocar en el plato y la botella, vacía. Voy a poner música y bailamos ¿querés? No sé bailar, Ani. No importa, yo te llevo. Paz Martínez acerca sus cuerpos y en un minuto están en el dormitorio, por primera vez. Ella pide dos para arreglarse y en el baño se pone el conjunto de corpiño y medias leopardo. Se mira en el espejo. Bien, Ani. Eso, Ani. Parecés una puta, lo vas a matar.
         Cuando vuelve del baño, él está en la cama, sin el pantalón, sin el suéter, sin la camisa, con unos calzoncillos blancos a lunares rojos, medias-tres-cuartos marrones y musculosa. Ana queda paralizada. Se miran. Él se levanta, se viste. Ella lo acompaña a la puerta. Se dan un beso en la mejilla.
         Se va. Para siempre.



jueves, 13 de octubre de 2016

Bob Dylan y su merecido Nobel de Literatura

Ver fotos
El músico Bob Dylan. EFE/Archivo
Copenhague, 13 oct (EFE).- El músico, cantante y poeta estadunidense Bod Dylan ganó hoy el premio Nobel de Literatura 2015 por "haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición de la canción americana", anunció hoy la Academia sueca.

Dylan nacido en Duluth, Minnesota, el 24 de mayo de 1941, está considerado ampliamente como una de las figuras más prolíficas e influyentes de su generación en la música popular del siglo XX y de comienzos del siglo XXI.

El año pasado, la periodista Svetlana Alexievich se alzó con el galardón "por sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y coraje en nuestro tiempo", según la Academia Sueca.

El premio está dotado con ocho millones de coronas suecas (algo más de 900.000 euros) y será entregado, como todos los años, el 10 de diciembre en Estocolmo.

El de Literatura es el último premio Nobel que se entrega este año, luego que se aplazó por una semana el anuncio del mismo.

El galardón lleva el nombre del inventor de la dinamita Alfred Nobel y se otorga desde 1901 por los logros en la ciencia, la literatura y la paz.

Escritura

Escritura
esa pluma que todos hubiéramos querido tener entre nuestros dedos