Escritosdemiuniverso

Este blog es como ese universo que construyo día a día, con mis escritos y con los escritos de los demás para que nos enriquezcamos unos a otros. Siéntanse libres de publicar y comentar. Les ruego, sin embargo que lo hagan con el respeto y la cultura que distingue a un buen lector y escritor natural.



“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído…”
Jorge Luis Borges



sábado, 26 de enero de 2013

EL VELORIO


EL VELORIO
            “Si hacen bochinche no hay más velorio”. Eso fue lo que dijo mi abu María cuando entró en el living, esa noche. Estábamos los seis saltando sobre las sillas, el  sillón, algunos sobre la mesa ratona. Mamá nos había comprado bonetes, serpentinas y silbatos.
            Todo era realmente un lío bárbaro y no había forma de pararnos. Lo peor fue que ensuciamos la alfombra nueva con gaseosas y mostaza de los panchos.
            Yo nunca había estado en un velorio y era muy divertido.
            Pero nos sentíamos muy contentos: por fin habíamos logrado atrapar con la red a la rata que andaba por  los techos, y de un golpe en la cabeza, la dejé “seca”. Me decían Héroe. Preparamos una caja de cartón toda forrada, y de la cola, la metimos ahí. Entonces hicimos una reunión, a la que mamá llamó Velorio.
            Salió todo perfecto.
            Ahora tengo treinta años: nunca me voy a olvidar de mi primer asesinato ni de mi primer velorio, cuando era un mocoso de siete años.

1 comentario:

  1. Este relato lo comenté en Falsaria, al releerlo me vuelve a arrancar una sonrisa, me deja ese sabor a travesura, la adrenalina de un niño
    al luchar con ese monstruo, salir airoso y el festejo final de la victoria.
    Hermoso, ¿lo entenderán los mayores?.
    Un abrazo.
    Luis

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario. Lidia

Escritura

Escritura
esa pluma que todos hubiéramos querido tener entre nuestros dedos